Nosotros  

Consideraciones actuales para monitorear el borde de su red

Mientras que las presiones actuales de la industria están aumentando la tensión en los costos, también ofrecen una oportunidad para replantear el negocio en un mundo de trabajo remoto, conectividad generalizada y operaciones inteligentes.

El Internet de alta velocidad, la conexión inalámbrica generalizada y el impulso de las compañías para expandir y digitalizar sus negocios han ayudado a fomentar el crecimiento de los sitios en el borde de la red. Las empresas y los servicios públicos han establecido sucursales y oficinas remotas, armarios de TI y torres celulares y de radio para soportar los negocios y los consumidores conectados en todo momento y lugar.

“Las empresas se han esforzado por evolucionar sus negocios en tiempo real, al abordar el uso emergente de las conexiones de la red privada virtual (VPN), los aumentos de servicios en la nube (impulsados en parte a través de videoconferencias y herramientas de colaboración en línea), los riesgos de seguridad y el incremento en las llamadas de asistencia técnica para el soporte de hardware y software. Del mismo modo, los proveedores de Internet han requerido escalar el soporte para los servicios de conectividad residencial, ya que la mayor parte del trabajo en el mundo no está sucediendo desde la oficina de la esquina sino desde la oficina del hogar”, señaló Mo Sheikh, Gerente de ofertas de Vertiv para unidades de distribución de energía para racks (rPDU).

Responder a mayores necesidades de los negocios y clientes ha añadido una presión adicional a las empresas tales como los proveedores de telecomunicaciones y entretenimiento, hospitales y firmas de servicios financieros, que requieren una latencia ultrabaja para los procesos críticos.

Estas empresas están levantando centros de datos pequeños en contenedores afuera de los edificios principales o en otras ubicaciones de alta demanda, pues, los sitios en el borde aseguran una conectividad continua, al respaldar los requisitos comerciales y ofrecer una mejor experiencia del cliente.

  1. El trabajo remoto llegó para quedarse. Según una encuesta reciente de Gartner, casi la mitad de todas las organizaciones ha trasladado el 81% o más de sus empleadosa un modelo de trabajo remoto. Algunos probablemente nunca regresen, debido a que los directores financieros han aprovechado el trabajo remoto para controlar los costos, potenciar la productividad de la fuerza laboral y responder a las necesidades del talento para ofrecer estilos de trabajo más flexibles. Esto significa que los proveedores de telecomunicaciones necesitan continuar la expansión y evolución de sus capacidades en el borde de la red para respaldar a estas personas que trabajan en su hogar.
  2. Los sitios en el borde mantienen la productividad de sus empleados. A medida que las oficinas y los centros de datos se vacían y se mantienen con un personal reducido, las empresas tienen un mayor riesgo de sufrir desconexiones de VPN y cortes eléctricos en la infraestructura. Asimismo, si las personas que trabajan en su hogar tienen problemas con la conexión inalámbrica, es posible que no puedan conectarse con los sistemas de la compañía. Las empresas, los servicios públicos y los proveedores de telecomunicaciones del mundo tienen una responsabilidad compartida de mantener los negocios en funcionamiento.
  3. Los sitios en el borde podrían no ofrecer acceso físico. El acceso a los centros de datos de coubicaciones ya no está garantizado. Del mismo modo, los sitios en el borde pueden cerrar el acceso a personal no incluido en la planilla o trasladarse al modelo de gestión remota para proteger la salud de los empleados, salvaguardar la integridad física y ambiental del equipo y permitir que el talento se centre en otras labores. El software de gestión centralizada y las soluciones de gestión y monitoreo remoto literalmente pueden dejar los sitios “desactivados”, al operar de manera independiente sin luces o personal.
  4. Los sitios en el borde seguirán en aumento. Las presiones actuales de la industria y el aumento del teletrabajo están chocando con las necesidades globales de los negocios como la digitalización. Esto está sucediendo actualmente con el crecimiento en puntos finales corporativos y personales, que van desde el equipo conectado por sensor, utilizado en las implementaciones del Internet de las Cosas (IoT) para aumentar el uso de los servicios en la nube y las aplicaciones empresariales. Toda esta transformación digital se traduce en mayores necesidades empresariales e individuales del consumidor para lograr una conectividad ultrapredecible y ultrarápida.
  5. Los sitios en el borde necesitan evolucionar en busca de una funcionalidad adicional y una mejor capacidad de servicio. Antes de 2020, muchos sitios en el borde desempeñaban una función de apoyo. Eran valiosos, pero no siempre se consideraban de misión crítica. Ahora, son parte importante de la resiliencia operativa y de los planes de crecimiento futuros de las compañías. Las empresas, sobre todo los proveedores de telecomunicaciones, necesitan asegurarse de que los sitios en el borde tengan una funcionalidad inteligente para detectar todos los intentos de acceso al sitio o a su equipo, al proporcionar un suministro ininterrumpido de energía y un enfriamiento para los activos críticos, distribuir la energía eléctrica entre los equipos, reiniciar el equipo correctamente cuando sea necesario, brindar detección de humedad y fugas en el sitio y monitorear el estado general del equipo, entre otros requisitos. La detección temprana de problemas puede ayudar al personal a avanzar de manera proactiva para enfrentar los desafíos, como cambiar a la alimentación con batería, enviar técnicos para realizar reparaciones proactivas o trasladar el tráfico a otro sitio mientras se reemplaza el equipo.
  6. Los servicios de monitoreo remoto mantienen los sitios en el borde en funcionamiento. El personal de TI utiliza un panel único para monitorear todos los sitios de forma remota desde la comodidad y seguridad de sus hogares. Mientras que las compañías internacionales tienen acceso a un software de gestión centralizadarobusto, las pequeñas empresas pueden no necesitar dicha funcionalidad integral. Estas compañías pueden acceder a una herramienta para la gestión y el monitoreo remoto en línea de todos los dispositivos en el borde, al poner estas capacidades al alcance y dentro del presupuesto.
  7. Las nuevas herramientas son necesarias para dar sentido a los datos. Con el aumento de los sitios en el borde y los puntos finales, los equipos de TI serán bombardeados con alertas y alarmas. Las herramientas de gestión de TI pueden emplear los protocolos predefinidos para automatizar los correos electrónicos para el personal clave, escalonar los incidentes para una resolución priorizada y crear un flujo de trabajo digital de principio a fin, que permita que los equipos de TI puedan trabajar de forma más efectiva.

Mientras que las presiones actuales de la industria están aumentando la tensión en los costos, también ofrecen una oportunidad para replantear el negocio en un mundo de trabajo remoto, picos de demanda impredecibles, conectividad generalizada y operaciones inteligentes.

Redacción Bitness / 18.06.2020 / 2:38 pm

Compartir
Noticias de tecnología y negocios

:

: