Nosotros    Servicios  

Cuatro puestos de trabajo que se crearán gracias a la Inteligencia Artificial

Los puestos cubrirán las necesidades de administrar el uso de la Inteligencia Artificial en la automatización de procesos, sistemas autónomos y ciudades inteligentes.

En la última década, el acceso a la tecnología por parte de personas y empresas ha sido cada vez mayor. Esto se debe a que el poder de los datos, el uso de la nube y el aprendizaje automático hacen posible la transformación digital, haciendo que vivamos la Cuarta Revolución Industrial o también llamada como la revolución de la innovación.

Así lo explicó Ronald Armas, especialista de soluciones de data e inteligencia artificial para Microsoft durante “Perú Digital Summit“, evento internacional dedicado a la Transformación Digital.

Actualmente, la Inteligencia Artificial (IA) está jugando un papel sumamente importante en la automatización de procesos. De la misma forma, la tecnología marcará el futuro de nuestra sociedad. En ese sentido, el Foro Económico Mundial (WEF) ha propuesto cuatro puestos de trabajo que se irán creando en el futuro a partir de la interacción con la Inteligencia Artificial:

  1. Analista de Ciudad Inteligente

Una vez que empiecen a desarrollarse las ciudades inteligentes alrededor del mundo, debe haber alguien que sepa administrarlas de manera correcta. Por ello, este cargo tendrá la función de analizar cómo deben realizarse los procesos según el contexto geográfico, demográfico y social de cada ciudad.

Para empezar, se debe tener claro que las personas son las que les dan inteligencia a los sistemas, enseñándoles las funciones a realizar según la configuración de algoritmos y acciones predeterminadas. Algunos de los principales procesos a realizar dentro de las ciudades inteligentes serán la programación de la iluminación de la ciudad y del flujo del transporte. Todo con el fin de optimizar el uso de los recursos.

  1. Diseñador de Interacciones con Inteligencia Artificial

Con el objetivo de mejorar la automatización de procesos y brindar una mejor experiencia al usuario, es necesario desarrollar mejores formas de realizar la interacción entre los humanos y la IA. En ese sentido, el diseñador de interacciones con Inteligencia Artificial será la persona encargada de identificar y proponer los nuevos sistemas para interactuar en el día a día.

La clave para el buen desarrollo de esta función es la disciplina al momento de mezclar las tendencias del uso de las personas y las tendencias tecnológicas. De esta manera, reconocer la plataforma, el método y el objetivo de cada interacción permitirá mejorar la experiencia del usuario.

  1. Entrenador para Sistemas Autónomos

Sabemos que ya se está trabajando en perfeccionar sistemas autónomos. Por ejemplo, en el sector automotriz existen camiones y autos automatizados operando en condiciones controladas. De la misma forma, grandes almacenes están empezando a trabajar con robots para transportar y distribuir mercadería. Sin embargo, estos sistemas están entrenados para cumplir funciones específicas y transportarse a través de trayectos únicos. ¿Qué pasaría si se dan situaciones atípicas como el cruce de una persona frente al vehículo autónomo o la aparición de un obstáculo en el trayecto del robot? En esto debe pensar el entrenador de sistemas autónomos.

Se necesita de una gran cantidad de análisis y experiencia por parte de la persona para reconocer diferentes situaciones que podrían afrontar los sistemas autónomos, apoyándose en observación de campo y estudio de data. En ese sentido, el entrenador se encargará de capacitar y programar a los sistemas de tal manera que logren discernir entre las diversas situaciones típicas y atípicas.

  1. Economista de Automatización

Basándose en las tendencias de automatización y RPA (Robotic process automation), las organizaciones están empezando a identificar cuáles son esos procesos complejos que, con ayuda de la Inteligencia Artificial, pueden volverse más sencillos. Organizando un conjunto de tareas repetibles y manuales, es posible automatizar una gran cantidad de procesos y disminuir posibles errores o incidencias.

En ese sentido, el economista de automatización será la persona responsable de reconocer cuál es el beneficio económico y posibles riesgos de simplificar los procesos gracias a la tecnología. Por ejemplo, se debe identificar si, al reemplazar la actividad manual por el sistema automático, se genera una mayor productividad. Por otro lado, es importante encontrar cuáles son las acciones más minuciosas y que no deben reemplazadas para evitar errores que afecten a la rentabilidad de la empresa. De esta manera, los colaboradores pueden ser capacitados para cumplir otras funciones más importantes.

“A medida que continúe desarrollándose la tecnología, se van a generar nuevos puestos laborales y capacidades en formación, las cuales debemos encajar de la mejor manera en este nuevo mundo. Por esta razón, es importante innovar, pero es más importante innovar de manera responsable, dándole sentido a las cosas y teniendo ética dentro del uso de la tecnología. De esta manera, los resultados serán mucho más beneficiosos para la sociedad”, comentó Ronald Armas, especialista de soluciones de data e inteligencia artificial para Microsoft.

Redacción Bitness / 18.03.2020 / 1:13 pm

Compartir
Noticias de tecnología y negocios

:

: