Nosotros  

SD-WAN: La evolución hacia Redes Adaptativas

Es hora de transformar la red al unísono con la transformación digital del negocio, para lograr cambios y resultados exponenciales.

El presente artículo fue escrito por Luis Ladera, Director de Productos de Datos e Internet de CenturyLink.

Con las iniciativas de transformación digital aflorando, desarrollándose y aplicándose en todos los sectores económicos en mayor o menor medida, resulta fundamental contar con capacidades de telecomunicaciones y redes que se adapten a los flujos dinámicos y diversos de datos que requieren transmitirse y ser procesados para convertirse en información trascendente para la automatización de procesos, la aplicación de analítica o inteligencia artificial para la toma de decisiones pertinentes sobre el negocio.

Así como en la mayoría de los casos de Transformación Digital, se ha hecho recurrente la necesidad de implementar ambientes de computo denominados híbridos, combinando capacidades dinámicas relacionadas a tecnologías de la información en múltiples nubes o “cloud” publicas con nubes privadas, también resultaba necesario poder desarrollar capacidades de comunicaciones que brindaran flexibilidad, dinamismo e inteligencia alrededor de las aplicaciones del negocio, de ahí el surgimiento del concepto de redes definidas por software o como se le conoce en inglés “Software Defined Networks – SDN” y de un concepto aún más amplio “Network Function Virtualization – NFV” (sobre esto hablaremos en futura oportunidad).

Quizás una de las consultas que más recibo últimamente en diversos ámbitos es “¿Qué es SDN y específicamente que es SD-WAN y cuáles son los beneficios que brinda el uso de esta tecnología?”, y es que, como ocurre con toda nueva tecnología que promete, se ha generado algo de desinformación o confusión, que termina evidentemente generando ansiedad.

Desde el punto de vista técnico abstracto, quizás lo primero que hay que entender sobre SD-WAN, es que es una tecnología que permite la implementación de redes de telecomunicaciones WAN, en la que una de las características principales es que se separan o desacoplan en los elementos que la conforman el plano de datos del plano de control de la red. Esto trae consigo ventajas muy relevantes en las capacidades de gestión, visibilidad y optimización de las redes.

En las redes WAN tradicionales cada elemento debe ser configurado de acuerdo a las necesidades propias de cada localidad que la conforman, entendiendo además su interrelación con el resto de los elementos dentro de la red y las otras localidades, el flujo de tráfico de aplicaciones del negocio, etc… con la transformación digital apalancada en el uso de nubes tanto públicas como privadas, sensores y IoT (“Internet of Things”), aplicación de Inteligencia Artificial y Analítica, automatización y robótica, etc…. el flujo de datos en las redes de comunicaciones se multiplica, cambia y muta tan rápidamente que se hace muy compleja su administración y su control. Por otro lado, el ámbito a nivel de seguridad de redes se hace más complicado y se pierden los límites de lo que antes se entendía era la red, lo híbrido comienza a prevalecer con límites ambiguos.

La tecnología SD-WAN al tener un plano de control separado, permite entre otras cosas gestionar de manera más ordenada, sencilla y centralizada la red (orquestación) brindando además una capacidad de visibilidad y administración que antes resultaba extremadamente compleja o imposible implementar.

Desde mi perspectiva las capacidades de visibilidad y de administración de aplicaciones que ofrece SD-WAN para la red, son las que brindan el mayor beneficio y ofrecen el mayor potencial a las organizaciones de cara a los procesos de transformación digital en los negocios que estén llevando adelante.

Tal como lo define en uno de los diez postulados del grupo de trabajo dedicado a SD-WAN de la ONUG (Open Networking User Group), esta tecnología ofrece visibilidad a nivel de aplicaciones dentro de la red, la capacidad de priorizar el flujo de las aplicaciones de negocio dentro de la red y de poder definir políticas específicas por aplicación, así como niveles de servicio.

La capacidad de administrar la red de comunicaciones de una empresa en torno a las aplicaciones del negocio de manera tan granular, evidentemente redunda en la capacidad de ajustar y optimizar el rendimiento de cada aplicación de cara a los usuarios, sean estos empleados, clientes o “partners” de negocios, logrando mejoras importantes en términos de satisfacción y tiempos de respuesta y eficiencia.

Por otro lado, están otros importantes beneficios, tales como la capacidad de optimizar el uso de ancho de banda y por ende del costo por cada localidad dentro de la red, ya que aprovechando el desacople de la capa de datos, se logran agregar los diversos tipos de accesos, que pudieran tener cada sitio dentro de la red independientemente de la tecnología utilizada, brindando la capacidad activa de tener comunicaciones hibridas.

De esta manera se pueden usar al mismo tiempo conexiones de redes privadas (MPLS) en conjunto con conexiones de tipo publicas (Accesos Dedicados a Internet, LTE, 5G etc…) para establecer comunicación de manera eficiente y optima hacia las nubes o hacia los entornos privados, ya que la “inteligencia” en el control de la red determinara el mejor camino para lograr el mejor rendimiento de cada aplicación de forma dinámica y automática.

Otra característica muy importante que también ofrece y deben cumplir las soluciones de SD-WAN siguiendo los postulados del grupo de trabajo de la ONUG es la de definir una arquitectura segura y con capacidades de encriptación en las comunicaciones, brindando así un entorno seguro de cara a la implementación de comunicaciones hibridas hacia entornos de nubes también hibridas.

Los procesos de transformación digital en la práctica definitivamente han demostrado ser complejos por tratarse realmente en lo esencial de procesos de gestión de cambio organizacional, es decir, de la transformación de la cultura, del modo de trabajar, del modo de interactuar entre colaboradores, con los clientes y con otras organizaciones relacionadas al negocio y es allí donde el liderazgo debe concentrar el mayor esfuerzo.

Las tecnologías como SD-WAN evidentemente son una de las herramientas o piezas fundamentales desde lo tecnológico de cara a esos esfuerzos de transformación digital, y es por ello que CenturyLink ha venido desarrollando y acompañando a clientes, implementando esta tecnología tan importante para que los clientes aceleren sus iniciativas, siendo reconocida recientemente por Frost & Sullivan con el premio “Innovation Excellence Frost Radar 2019 – Best Practices”, destacando las capacidades de CenturyLink para ofrecer este tipo de soluciones.

Resulta difícil poder cuestionar los beneficios de transformar las arquitecturas de red hasta ahora existentes a redes adaptativas hibridas como SD-WAN, desde el control de rendimiento y visibilidad de aplicaciones, pasando por la posibilidad de agregación de una amplia variedad de opciones de conectividad, desde MPLS IPVPN hasta integración de banda ancha, así como la posibilidad de realizar análisis históricos e informes casi en tiempo real con herramientas de solución de problemas. Es hora de transformar la red al unísono con la transformación digital del negocio, para lograr cambios y resultados exponenciales.

Antonio Paredes / 24.02.2020 / 11:19 pm

Compartir
Tecnología y negocios

:

: